Archivo de la etiqueta: tradiciones

Fiestas de San Prudencio en Vitoria-Gasteiz

Fiestas de San Prudencio en Vitoria-Gasteiz

San Prudencio es el patrón del Territorio Histórico de Álava y las fiestas en su honor arrancan el día 27 de abril y lo hacen con la interpretación de las retretas de las tamborradas en la Plaza de la Provincia en Vitoria. La tamborrada nace cuando los soldados de Napoleón transformaron Vitoria en un cuartel y reforzaron su muralla que se cerraba todas las noches a cal y canto. Los mismo ocurría cuando fue construido el recinto fortificado en el siglo XI hasta el XIX cuando se derrumbaron las puertas y las torres que daban paso a las calles gremiales.

Fuera en tiempos del dominio francés, el investigador Joaquín Jiménez sostiene que era lógico que los días de fiesta los pregoneros encargados de avisar del cierre de las murallas, repitieran en aviso varias veces ya que la gente no quería volver a casa. Por ello, muchos se harían los sordos para seguir con la fiesta en la plaza de la Virgen Blanca.

Plaza de la Virgen Blanca

En cuanto a la presencia de atabaleros y trompeteros, son las cortes, primero y las ciudades después las que incorporan estos músicos para abrir y cerrar actos ya desde el siglo XVI. Pero según la documentación, los de Vitoria en 1879 eran clarineros, o sea tocaban los clarines.

En la Tamborrada se dan cita los cocineros y representantes de las sociedades gastronómicas de Álava; van vestidos con amplios delantales y sombreros mientras recorren las calles al son del txistu y el tambor. Lo más típico en estos días es comer revuelto de perretxikos y caracoles.

El día 28 de abril, día de San Prudencio, tiene lugar una romería popular a la basíclica de Armentia para venerar las reliquias del Santo. Una vez terminada la celebración religiosa, en las campas que rodean la basílica, se desarrollan concursos gastronómicos, deporte rural y otras actividades.

Aurresku de honor: danza vasca a modo de reverencia

Aurresku de honor: danza vasca a modo de reverencia

El aurresku de honor es una danza vasca que se baila a modo de reverencia. Es interpretada por un chistulari, un músico que toca el chistu y tamboril, y un dantzari, un bailarín. Se trata de un baile muy popular en bodas, homenajes y actos públicos tanto en España como en Francia.

En Guipúzcoa y Vizcaya es un baile solemne y elegante. Los bailaba el pueblo en las grandes fiestas y también los diputados. En estos casos, era costumbre sacar como pareja del aurreskulari a la mujer o hija del alcalde. Ésta observaba el baile ya que las mujeres no lo bailaban sino que son bailadas. Una fila de ocho, diez o más personas entran en la plaza, unidas por las manos, saliendo como norma general del Ayuntamiento.

Como hemos mencionado anteriormente, se trata de una danza que se compone únicamente de hombre, de los cuales el primero y el último tienen en la mano sus boinas o sombreros. Se trata de los dos personajes más importantes de la danza. Se da una solemne vuelta por la plaza hasta llegar al Ayuntamiento. Una vez aquí, el aurreskulari baila sus primeros movimientos coreográficos. Cuatro o dos de los de la cuerda, salen y traen a pareja del aurreskulari. Una vez en la plaza, éste se adelante y baila anye ella uno de los tiempos de la danza.

Sucesivamente, se traen las parejas para los demás que forman la cuerda o fila quedando separadas de los hombres por unos pañuelos. Es en este momento, cuando se baila el llamado desafío, en el que aurresku y el atzesku bailan otro de los tiempos, con su música, original y movida y en el que ambos ejecutan y lucen sus agilidades.