Archivo de la etiqueta: san sebastián

Conoce la historia que hay detrás de la barandilla de La Concha

Conoce la historia que hay detrás de la barandilla de La Concha

La barandilla de La Concha se ha transformado en un icono de la ciudad donostiarra. Esta barandilla bordea la Bahía de La Concha de una punta a otra y en pequeños miradores del paseo de Miracoconcha.

En el año 1910, el ayuntamiento de Donostia, aprovechando el apogeo que supuso la llegada de la reina Isabel II a la ciudad, decidió hacer una reforma integral del paso de La Concha. De esta manera, ampliaron la antigua carretera del paso del litoral, la construcción del actual voladizo sobre 96 pilares, la creación del balneario de La Perla y la colocación de dicha barandilla.

Balneario de La Perla
Balneario de La Perla

El encargado de la obra y del diseño de la popular barandilla fue Juan Rafael Alday, ya que el hasta entonces arquitecto municipal, José Goicoa, acababa de jubilarse y Alday se convirtió en sus sutituto. La barandilla fue realizada por “Fundiciones Molinao”, y se fue colocando tramo a tramo por toda la calle de los Baños, actualmente el paso de La Concha, aunque no fue hasta el año 1916 cuando el rey Alfonso XIII lo inauguró de manera oficial. La barandilla anterior, fue trasladada al Paseo de Francia.

Más tarde, en 1999 se procedió a la restauración de dicha barandilla, ya que en algunos tramos presentaba un estado muy deteriorado. Por ello, se desmontaron 127 tramos que conforman el barandillado y se restauraron uno a uno. Una vez reparados todos los problemas de oxidación y roturas, volvieron a anclarse en el mismo lugar.

En 2004, un concurso público adjudicó a la empresa Obenasa de Pamplona la renovación de la famosa barandilla entre el Naútico y la primera rampa de bajada a la playa. Se trataba de 270 metros de barandilla, 66 pilastras, que costó unos 600.000 euros aproximadamente.

¿Aún no tienes tu foto en la barandilla de La Concha? ¡Te esperamos!

Castillo de la Mota

Castillo de la Mota del monte Urgull

El monta Urgull y el Castillo de la Mota conforman un lugar de visita obligatoria para turistas.

Este Castillo se encuentra en lo alto del monte Urgull, un macizo muy rocoso ubicado al norte de la ciudad y que cuenta con una altura de 120 metros sobre el nivel del mar. Dicho monte está formado por diversas construcciones de carácter militar que han logrado sobrevivir a diferentes embates de tipo bélico.

Su antigüedad se remonta ni más ni menos que al siglo XII, cuando Sancho el Mayor de Navarra mandó construir una atalaya de defensa y levantó alrededor del pueblo la primitiva muralla. San el Fuerte de Navarra lo reconstruyó y fortificó. Más tarde, Alfonso VIII de Castilla realizó diferentes mejoras. Con el paso de los años, sucesivos monarcas impulsaron otras modificaciones con el objetivo de dotarle de una mayor funcionalidad militar.

Hoy en día, el castillo acoge una exposición dedicada a la historia de la ciudad en la que se combinan piezas originales con una serie de reconstrucciones, grabados, fotografías históricas y soportes multimedia que aportan los datos necesarios para comprender la historia de la ciudad.

Entre estas piezas de diferente tipo, destaca una interesante colección de los cañones que se muestran en el interior de la exposición y en patio del Castillo, e incluso en algunas zonas del monte Urgull.

cañon

El Castillo de la Mota del monte Urgull ha sido declarado Monumento Cultural Calificado en diferentes registros, concretamente Monumento arquitectónico-artístico en 1924, Monumento provincial de interés histórico-artístico en 1964 y Monumento Nacional en 1984.

Se trata de uno de los grandes atractivos de la ciudad, por ello te recomiendo que lo visites cuando vengas a vernos a San Sebastián ¡no te arrepentirás!

Descubre la belleza de la Parte Vieja de San Sebastián

Descubre la belleza de la Parte Vieja de San Sebastián

La Parte Vieja de San Sebastián, está situada justo detrás del Ayuntamiento de la capital, entre el puerto de la ciudad y el río Urumea. La parte trasera está flanqueada por el monte Urgull. Esta zona de San Sebastián, estuvo amurallada durante muchos años. hace poco, durante la construcción del parking subterráneo del Boulevard, salieron a relucir fragmentos de esta antigua muralla ya olvidada. Por ello, hubo que adaptar la construcción del parking para no modificar estos restos de la muralla, de manera que en la actualidad es posible verlos dentro de dicho aparcamiento.

En esta zona también podemos encontrar dos de las tres iglesias más importantes de San Sebastián: la igleasia de Santa María y la iglesia de San Vicente. Además, el casco antiguo destaca también por los populares pintxos de sus bares. No es raro ver cada vez más extranjeros que acuden a los bares de la zona revistas y artículos en mano que les indican qué pintxos deben pedir en cada uno de los bares. Su exquisita cocina hace que muchos bares aparezcan en revistas culinarias muy reconocidas dando consejos sobre qué bares visitar y qué pintxos probar.

Una vez hayas llenado la tripa, puedes ir a la Plaza de la Constitución o la Consti, cómo la conoce allí todo el mundo. Antiguamente era una plaza de toros, por ello aún se conservan los números que hay encima de cada una de las ventanas de las viviendas, evidentemente eran los números que representaban los palcos de la plaza. Por último, puedes pasar por el museo de San Telmo, un antiguo convento dominico que data del siglo CVI, actualmente remodelado y que merece la pena ver.

Espero que disfrutes de este pedacito de historia.