Archivo por meses: Enero 2017

Castillo de la Mota

Castillo de la Mota del monte Urgull

El monta Urgull y el Castillo de la Mota conforman un lugar de visita obligatoria para turistas.

Este Castillo se encuentra en lo alto del monte Urgull, un macizo muy rocoso ubicado al norte de la ciudad y que cuenta con una altura de 120 metros sobre el nivel del mar. Dicho monte está formado por diversas construcciones de carácter militar que han logrado sobrevivir a diferentes embates de tipo bélico.

Su antigüedad se remonta ni más ni menos que al siglo XII, cuando Sancho el Mayor de Navarra mandó construir una atalaya de defensa y levantó alrededor del pueblo la primitiva muralla. San el Fuerte de Navarra lo reconstruyó y fortificó. Más tarde, Alfonso VIII de Castilla realizó diferentes mejoras. Con el paso de los años, sucesivos monarcas impulsaron otras modificaciones con el objetivo de dotarle de una mayor funcionalidad militar.

Hoy en día, el castillo acoge una exposición dedicada a la historia de la ciudad en la que se combinan piezas originales con una serie de reconstrucciones, grabados, fotografías históricas y soportes multimedia que aportan los datos necesarios para comprender la historia de la ciudad.

Entre estas piezas de diferente tipo, destaca una interesante colección de los cañones que se muestran en el interior de la exposición y en patio del Castillo, e incluso en algunas zonas del monte Urgull.

cañon

El Castillo de la Mota del monte Urgull ha sido declarado Monumento Cultural Calificado en diferentes registros, concretamente Monumento arquitectónico-artístico en 1924, Monumento provincial de interés histórico-artístico en 1964 y Monumento Nacional en 1984.

Se trata de uno de los grandes atractivos de la ciudad, por ello te recomiendo que lo visites cuando vengas a vernos a San Sebastián ¡no te arrepentirás!

Fiestas de San Prudencio en Vitoria-Gasteiz

Fiestas de San Prudencio en Vitoria-Gasteiz

San Prudencio es el patrón del Territorio Histórico de Álava y las fiestas en su honor arrancan el día 27 de abril y lo hacen con la interpretación de las retretas de las tamborradas en la Plaza de la Provincia en Vitoria. La tamborrada nace cuando los soldados de Napoleón transformaron Vitoria en un cuartel y reforzaron su muralla que se cerraba todas las noches a cal y canto. Los mismo ocurría cuando fue construido el recinto fortificado en el siglo XI hasta el XIX cuando se derrumbaron las puertas y las torres que daban paso a las calles gremiales.

Fuera en tiempos del dominio francés, el investigador Joaquín Jiménez sostiene que era lógico que los días de fiesta los pregoneros encargados de avisar del cierre de las murallas, repitieran en aviso varias veces ya que la gente no quería volver a casa. Por ello, muchos se harían los sordos para seguir con la fiesta en la plaza de la Virgen Blanca.

Plaza de la Virgen Blanca

En cuanto a la presencia de atabaleros y trompeteros, son las cortes, primero y las ciudades después las que incorporan estos músicos para abrir y cerrar actos ya desde el siglo XVI. Pero según la documentación, los de Vitoria en 1879 eran clarineros, o sea tocaban los clarines.

En la Tamborrada se dan cita los cocineros y representantes de las sociedades gastronómicas de Álava; van vestidos con amplios delantales y sombreros mientras recorren las calles al son del txistu y el tambor. Lo más típico en estos días es comer revuelto de perretxikos y caracoles.

El día 28 de abril, día de San Prudencio, tiene lugar una romería popular a la basíclica de Armentia para venerar las reliquias del Santo. Una vez terminada la celebración religiosa, en las campas que rodean la basílica, se desarrollan concursos gastronómicos, deporte rural y otras actividades.

El origen de los vascos es más reciente de lo que se creía

Los primeros granjeros que vivieron en la Península Ibérica son los ancestros más cercanos a los vascos modernos, cuyo origen no es tan antiguo como se creía hasta ahora. Se trata de una de las principales conclusiones a las que ha llegado un estudio publicado en PNAS, que también sugiere que los primeros agricultores comparten la misma historia migratoria que los del centro y norte de Europa. A lo largo de unos dos mil años, sus antecesores originarios de Oriente Próximo se mexclaron con los cazadores y recolectores ibéricos locales. Se trata de dos grupos genéticamente muy diferentes que sembraron la base de las poblaciones actuales.

Dicho estudio se basa en la secuenciación genómica de ocho individuos encontrados en el yacimiento de El Portalón de la Cueva Mayor, en la sierra de Atapuerca, y que habitaron la Península Ibérica hace 3.500 y 5.500 años, durante la Edad del Cobre.

Según la investigadora, el resto de poblaciones ibéricas se mexcló con los nuevos habitantes procedentes del norte de África, centro de Asia y este del Cáucaso, mientras que los vascos permanecieron más aislados. Sin embargo, no tanto como se creía hasta ahora ya que su origen se remonta a hace 5.000 años, durante el Neolítico y no hace 10.000 en pleno Mesolítico.

Esto significa que su origen no se localiza en una población local de cazadores y recolectores de hace 10.000 años que se mantuviera aislada hasta hoy, sino en una de granjeros de hace unos 5.500 años.

La Semana Grande de Bilbao 2017

La Semana Grande de Bilbao 2017

La Semana Grande de Bilbao (Aste Nagusia) tendrá lugar este año del 19 al 27 de agosto. Durante estos nueve días, el ayuntamiento organizará actividades culturales como conciertos, obras de tatro y corridas de toros.

La festividad comienza con el txupinazo, el lanzamiento de un pequeño cochete, y la lectura del pregón por parte del pregonero. El centro de la fiesta será la zona de txosnas, lugar en el que se concentran las konparsas formadas por grupos vecinales y culturales. Los lugares de celebración principales son el recinto del Arenal, el Parque de Doña Casilda, el circo y las barracas del Parque Exxebarria.

En estos días, las calles de Bilbao se convierten en actividades lúdicas y culturales para todas las edades. En la Aste Nagusia, que este año llega a su 40ª edición, destaca por el cartel de conciertos y el concurso de fuegos artificiales que tiene lugar cada noche a las 22:45 horas. El último sábado también hay un espectáculo piromusical.

El último domingo no hay fuegos, en su lugar estará la ceremonia de fin de fiesta con la despedida a “Marijaia” junto con el pregonero y la “Txupinera”. Se trata de un antiguo empleo municipal bilbaino, vinculado exclusivamente a mujeres, que consistía en avisar a los vecinos de la Villa mediante el disparo de varios “chupines” de los grandes eventos. Cada año la konpartsa es la encargada de elegir la persona que será la “Txupinera”.

En estas fechas también hay música tradicional vasca, exhibiciones y campeonatos de deportes rurales como el corte de troncos y el arrastre de piedra. Para los niños se celebran desfiles de Gigantes y Cabezudos, así como guiñoles y el tradicional “Gargantúa” (traga niños), una escultura que se traga a los niños por su boca y los expulsa por un tobogán hasta su parte “trasera”. En definitiva la Semana Grande de Bilbao son unos días perfectos para la diversión en familia. Un ejemplo de convivencia, diversidad y folclore.

receta alavesa

Receta alavesa: chuletón de buey a la parrilla con guarnición

Vamos a elaborar una típica receta alavesa para dos personas siguiendo estos sencillos pasos.

Ingredientes

  • Una chuleta de lomo alto de buey curada a la cinta de diez a veinte días en cámara frigorífica.
  • Sal gorda marina.

Patatas

  • Un kilo de patatas.
  • Medio litro de aceite de oliva.
  • Perejil picado.
  • Sal.

Pimientos rojos

  • Doce pimientos del piquillo previamente asados.
  • Cuatro dientes de ajo con su piel.
  • Un decilitro de aceite de oliva.
  • Seis cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • Sal de Maldón.

Guindillas

  • Cien gramos de guindillas.
  • Un decilitro de aceite de oliva.
  • Sal.

Elaboración

Chuleta

Sácala de la cámara frigorífica cuatro horas antes de su preparación, manteniendo la último hora en sitio caliente. Coloca una parrilla inclinada a unos diez centímetros de la brasa. Cuando esté caliente, coloca la chuleta cubriéndola de sal gorda por la parte de la carne que está hacia arriba. El fuego debe ser vivo, cuando la parte de abajo quede churruscada, se le da la vuelta, teniendo en total la carne haciéndose a la brasa un total de entre 15 y 18 minutos. Retira los granos de sal sobrantes y colócala en una fuente caliente antes de trocearla.

Patatas

Pon el aceite en una sartén grande y cuando esté caliente, añade las patatas previamente troceadas en porciones gruesas y fríe a fuego vivo hasta que se forme costra. Baja la intensidad del fuego y sigue haciendo hasta que las patatas se queden blandas. Una vez listas, escúrrelas y sazónalas.

Pimientos rojos

Pon en una cazuela los dientes de ajos con el aceite y fríe a fuego lento unos instantes. Agrega cuidadosamente los pimientos de forma que queden bien esparcidos y no montados unos sobre los otros. Haz a fuego lento unos siete minutos. Da la vuelta y repite la operación anterior hasta que estén blandos. Entonces escúrrelos y sazónalos.

Guindillas

Pon el aceite a calentar en una sartén honda y cuando esté caliente, echa als guindillas y fríelas a fuego medio de cuatro a cinco minutos sin que lleguen a oscurecerse. Escurre y sazona.

Olentzero: protagonista de la navidad vasca

Olentzero: protagonista de la navidad vasca

Olentzero, Olentzaro u Olantzaro es un personaje navarro de la tradición navideña vasca. Se trata de un carbonero mitológico que trae los regalos el día de Navidad en los hogares del área geográfica y cultural denominada Euskal Herria, conformada por el País Vasco y Navarra y el País Vasco francés.

Se representa como un hombre grueso, desharrapado, manchado de carbón debido a su oficio. Su característica más particular es que vive aislado de la sociedad dedicado a hacer carbón vegetal en el bosque gustándole comer y beber bien y cada invierno baja de las montañas a los pueblos. La primera referencia histórica es con los Fueros Navarros.

Su origen es previo a la cristianización de Navarra. hay constancia de la existencia en el territorio vasco de la conmemoración del solsticio de invierno y el renacimiento de la naturaleza y del sol. Su aspecto representa la destrucción de toda relación con el tiempo viejo y el recibimiento de un nuevo tiempo. El paso de un tiempo que ya muere a uno renovado y lleno de vida.

Esta hipótesis va de la mano con costumbres locales similares. En Álava, Navarra, La Rioja y La Bureba el día previo a Nochevieja viene un hombre que tiene tantos ojos como días del año, y el día de Nochevieja tantas narices como días del año. En Larráun denominan a Olentzaro “el hombre de los 366 ojos”.

El cristianismo adaptó las costumbres locales anteriores a sus nuevas creencias. El personaje Olentzero se habría convertido en el anunciador de la noticia del nacimiento de Jesús. Se dota al personaje de un significado cristiano y hogareño acorde con las enseñanzas de la iglesia católica. La comparación con el nórdico Papá Noel, en particular en el País Vasco Francés, fue absolutamente inevitable.