pueblos vasco-franceses

No te pierdas los pueblos vasco-franceses

Los pueblos vasco-franceses son de visita obligatoria. El País Vasco francés tiene numerosos pueblos con encanto rústico y perfectamente cuidados. La mayor parte de estos pueblos se encuentran dispersados en el interior, entre las colinas verdes de la campiña vasca y muchas veces ocupando tan solo una o dos calles.

San Juan de Luz es la excepción que confirma la regla, ya que se encuentra ubicado en la costa. Se trata de una localidad única que combina la antigua arquitectura tradicional vasca, más común en la zona de interior, con mansiones señoriales de tradición francesa. Esta unión se debe a que en el siglo XVII, San Juan de Luz pasó de ser un importante puerto pesquero de Francia al centro de corsarios vascos.

Dichos corsarios robaron y saquearon en alta mar, trayendo una enorme riqueza a San Juan de Luz, algo que todavía se aprecia hoy en día. Actualmente, es un tranquilo pueblo costero que se ha convertido en el lugar perfecto para familias y parejas en busca de calma, sol y playa en la época de verano.

En el interior del País Vasco francés, la localidad más hermosa es probablemente Espelette. Sus calles parecen sacadas de un cuadro, llenas de tradicionales casas vascas, muchas de ellas presumiendo del producto de exportación número uno del pueblo. Para secar los pimientos, los lugareños los cuelgan de las fachadas de sus casas, escena que se ha convertido en un icono del pueblo. Sus tiendas y boutiques venden los famosos pimientos, además de otros deliciosos productos como el chocolate y el queso.

Descubre los trajes típicos de País Vasco

Descubre los trajes típicos de País Vasco

Los trajes típicos de País Vasco se forman en el siglo XVIII y adquieren elementos comunes que conocemos a días de hoy. Hay muchos trajes y muy diversos en función de la edad y zona del territorio. Por ejemplo, no es lo mismo un arrantzale de Lekeitio que un pastor del Gorbea, una señorita de la ciudad o una campesina ayalesa. Además, era diferente si querían el traje para ir a trabajar o para asistir a una boda o un bautizo.

Lo más típico de la vestimenta vasca, un elemento que jamás puede faltar, son las abarcas que se han llevado desde la Prehistoria, como ya lo recogió en sus escritos Estrabón; el pañuelo de las mujeres y la txapela en los hombres, aunque es una prenda importada que los vascos han hecho suya.

De igual manera ocurre con la txapela, ya que se trajo de Aquitania en Francia.

txapela
txapela

Hay constancia de su uso ya en el siglo XVII en Zuberoa, aunque no se sabe dónde está el antecedente, sólo que su uso se extendió con la industrialización. Hay que entender que en el siglo XIX era casi obligatorio llevar sombrero y traje, y en las vascongadas también se utilizaban chisteras y demás, aunque la txapela era una prenda más barata, que finalmente terminó por sustituir a todo tipo de sombreros. Se implantó de tal manera que se crearon fábricas que las hacían, como la de Azkoitia o Las Encartaciones, y al principio no eran negras, sino blancas, rojas… de diversos colores.

¿Sabes dónde se rodó "Ocho apellidos vascos"?

¿Sabes dónde se rodó “Ocho apellidos vascos”?

“Ocho apellidos vascos” ha sido un fenómeno cinematográfico innegable, basado en los tópicos sobre vascos y andaluces con gran sentido del humor. Pero, ¿dónde se rodaron las diferentes escenas? Gran parte de ellas, como no podía ser de otra manera, en País Vasco.

Las primeras y las últimas escenas de la película se ruedan en Sevilla, sin embargo, el bar sevillano a orillas del río Guadalquivir donde trabaja rafa, se encuentra ni más ni menos que en un centro cultural andaluz llamado Al Andalus ubicado en Mondragón, provincia de Guipúzcoa. Lo que sí es real es Triana, la Torre del Oro y la Giralda con la música en vivo y en directo de Los del Río.

El pueblo de Amaia (Clara Lago) se llama Argoitia, pero realmente no existe como tal ya que el rodaje se llevó a cabo en distintos emplazamientos tanto de Euskadi como de Navarra. Argoitia, en esta ocasión, es una mezcla de:

  • Guetaria: el puerto y sus restaurantes sirven de escenario de la salida del barco del padre de Amaia y donde Rafa quiere su Titanic particular. Muchas de las escenas del puerto se grabaron aquí.
  • Zumaya: los paisajes junto al mar y a la Ermita de San telmo pertenecen a esta localidad. También la manifestación abertzale en la que se canta “Euskadi tiene un color especial”.
  • Leiza: las calles y plaza del pueblo que aparecen en la película pertenecen a Leiza. Incluyendo el caserío en el que vive Amaia y que fue alquilado por una leitzarra.
  • Zarauz: la base de operaciones del equipo de rodaje.

También aparece San Sebastián y Lasarte, aunque en tomas muy breves.

Empanada de bacalao ajoarriero

Receta: Empanada de bacalao ajoarriero

La empanada de bacalao ajoarriero, es una receta diferente a la típica empanada de bonito o carne.

Ingredientes

  • Una masa de hojaldre fresca enrrollada.
  • 300 gramos de bacalao desalado.
  • Una cebolla.
  • Un pimiento verde.
  • Un pimiento rojo.
  • Cuatro dientes de ajo.
  • Una cucharada de postre carne de pimiento choricero.
  • Dos cucharadas soperas de salsa de tomate.
  • Cinco gramos de agar-agar (opcional).

En primer lugar, rehoga el pimiento rojo en tiras con el ajo a fuego suave durante cinco minutos y añade el pimiento verde y la cebolla también en tiras. Cuando la verdura esté pochada añades el bacalao, el tomate y el choricero.

Cuando hayan pasado cinco minutos toca gelificar. Este paso es opcional aunque recomendable para obtener un mejor resultado. Para ello, calienta en un vaso al microondas un poco de caldo de pescado y disuelve el agar en él. Lo añades a la mezcla y revuelves enérgicamente. Vierte la mezcla en un molde o bandeja de horno del tamaño que queramos hacer la empanada y dejas enfriar primero a temperatura ambiente y luego en nevera. Conseigues que el relleno esté más compacto para facilitar el montaje de la empanada y además le das una textura muy divertida en la boca cuando la tengas terminada.

Envuelves el relleno con la masa y la sellas con las manos o con el tenedor. Pintas con huevo y haces un agujero en el centro de la empanada para que salga el vapor. Horneas a 180º hasta que se dore y esté lista para comer. Puedes servirla fría o caliente según tus gustos.

¡Qué aproveche!

Carnavales de Tolosa, los más multitudinarios de Euskadi

Carnavales de Tolosa, los más multitudinarios de Euskadi

La fiesta comienza de manera oficial con el “Ostegun Gizena” que se traduce como “Jueves Gordo”, ya que a mediodía tiene lugar la lectura del pregón y se lanza el txupinazo. En el programa del día siguiente denominado “Ostiral Mehea” que significa “Viernes Flaco”, destaca el Festival del Viernes Flaco en el teatro Leidor, que consiste en un espectáculo muy especial organizado y protagonizado por la gente del pueblo.

El sábado, “Zaldunita bezpera”, merecen una mención especial las Tamborradas, la adulta y la infantil, que recorren las calles tolosarras. El último día de la semana, el domingo, todos los rincones del municipio se llenan de pijamas y zapatillas de estar por casa, ya que los participantes salen de sus hogares con un estilo de lo más desaliñado y casero, recién salidos de la cama. Ese día y el lunes, “Astelenita”, y martes, “Asteartita”, las carrozas y las comparsas realizan desfiles, con disfraces sorprendentes, música y bailes. La fiesta finaliza el martes a medianoche con el entierro de la sardina, aunque a lo largo del “Piñata Igandea”, el “Domingo Piñata”, los ritmos de las comparsas y charangas también suenan en todas las calles del lugar.

Entierro de la Sardina

Tolosa se sitúa a orillas del río Oria, es una villa de gran importancia histórica que se ha ido adaptando a los nuevos tiempos. La antigua capita de Guipúzcoa fue un lugar de paso fundamental en la ruta comercial que comunicaba Navarra con los puertos del Cantábrico y, durante siglos, se benefició de varios privilegios. De aquel glorioso pasado ha heredado un valioso casco histórico jalonado por edificios y monumentos de diversos estilos.

Receta de chicharro marinado y balsamico

Receta de chicharro marinado y balsámico

A continuación, vamos a desvelar los ingredientes de un chicharro marinado y balsámico para dos personas.

Ingredientes

  • Medio kilo de chicharro.
  • 800 gramos de azúcar.
  • Salsa de soja.
  • 100 gramos de queso de oveja.
  • 2 gramos de cilantro fresco.
  • 10 gramos de albahaca.
  • 20 gramos de microcebolla roja.
  • 800 gramos de pimienta negra molida.
  • 800 gramos de sal fina.
  • Una naranja.
  • Aceitunas negras.
  • Un tomate.
  • Una lima.
  • 20 gramos de zanahoria.
  • 12 gramos de puerro.
  • Aceite.

Elaboración

Chicharro

Límpialo y saca los lomos, retira la piel y prepara una mezcla de sal y azúcar a partes iguales, añade el zumo de media naranja y un chorrito de salsa de soja. A continuación, envasa al vacío los lomos de chicharro cubiertos de la mezcla de sal y azúcar realizada previamente y deja el marinado durante una hora.

Guarnición del chicharro

Pica aceituna negra, queso ahumado en dados regulares, tomate pelado y despepitado y cilantro.

Timbal de chicharro

Extrae el chicharro de la bolsa al vacío, lava los lomos para retirar la sal y el azúcar y pícalo en dados regulares. Mezcla los dados de chicharro con los de queso, tomate y aceituna negra, aliá con aceite de oliva virgen, zumo de lima y cilantro picado. Por último, forma un timbal con un aro de emplatado.

Decoración

Envasa al vacío unas microcebollas rojas, zanahorias peladas y puerros condimentados con sal, pimienta negra y aceite y cuece al vacío a 65ºC durante diez minutos.

Aroma de albahaca

Haz una infusión de albahaca en el agua y forma una pastilla de hielo seco.

Emplatado

Coloca el timbal en un plato perforado y decora las microverduras. Después, añade la pastilla de hielo seco en otro plato hondo y con la ayuda de una jarra vierte la infusión de albahaca templada sobre la pastilla de hielo seco. Para terminar, coloca el plato perforado y el timbal sobre el plato del hielo seco e infusión de albahaca.

Conoce la historia que hay detrás de la barandilla de La Concha

Conoce la historia que hay detrás de la barandilla de La Concha

La barandilla de La Concha se ha transformado en un icono de la ciudad donostiarra. Esta barandilla bordea la Bahía de La Concha de una punta a otra y en pequeños miradores del paseo de Miracoconcha.

En el año 1910, el ayuntamiento de Donostia, aprovechando el apogeo que supuso la llegada de la reina Isabel II a la ciudad, decidió hacer una reforma integral del paso de La Concha. De esta manera, ampliaron la antigua carretera del paso del litoral, la construcción del actual voladizo sobre 96 pilares, la creación del balneario de La Perla y la colocación de dicha barandilla.

Balneario de La Perla
Balneario de La Perla

El encargado de la obra y del diseño de la popular barandilla fue Juan Rafael Alday, ya que el hasta entonces arquitecto municipal, José Goicoa, acababa de jubilarse y Alday se convirtió en sus sutituto. La barandilla fue realizada por “Fundiciones Molinao”, y se fue colocando tramo a tramo por toda la calle de los Baños, actualmente el paso de La Concha, aunque no fue hasta el año 1916 cuando el rey Alfonso XIII lo inauguró de manera oficial. La barandilla anterior, fue trasladada al Paseo de Francia.

Más tarde, en 1999 se procedió a la restauración de dicha barandilla, ya que en algunos tramos presentaba un estado muy deteriorado. Por ello, se desmontaron 127 tramos que conforman el barandillado y se restauraron uno a uno. Una vez reparados todos los problemas de oxidación y roturas, volvieron a anclarse en el mismo lugar.

En 2004, un concurso público adjudicó a la empresa Obenasa de Pamplona la renovación de la famosa barandilla entre el Naútico y la primera rampa de bajada a la playa. Se trataba de 270 metros de barandilla, 66 pilastras, que costó unos 600.000 euros aproximadamente.

¿Aún no tienes tu foto en la barandilla de La Concha? ¡Te esperamos!

Receta de Mamia, postre tradicional vasco

Receta de Mamia: postre tradicional vasco

La cuajada, mamia, gatzatua o gaztanbera es uno de los postres más antiguos que se consumen en el País Vasco. Antiguamente la leche se calentaba directamente en el kaiku introduciendo unas piedras que se calentaban al fuego. De esta manera, se propiciaba que tuvieran cierto sabor a quemado, algo que antes se valoraba muy positivamente. A día de hoy, este derivado lácteo es un producto blanco, suave, cremoso y de sabor dulce, ya que suele ir acompañado de azúcar o miel.

Ingredientes mamia

  • Un litro de leche de oveja. menta
  • Unas gotas de cuajo.
  • Azúcar.
  • Canela (opcional).
  • Miel (opcional).
  • Hojas de menta (opcional).

Elaboración

Vierte la leche en un cazo y agrega una cucharada de azúcar y ponla a calentar a fuego suave, siempre sin dejar de remover. Cuando comience a hervir, retírala del fuego y deja que se temple un poco. Una vez haya cogido una temperatura media, pásala a una jarra y espera a que alcance una temperatura de 37ºC.

Pon tres gotas de cuajo en cada recipiente y distribuye la leche entre todos ellos. A continuación, espera a que se cuaje sin mover los recipientes. Cuando sirvas la mamia, puedes añadir un poco de miel o espolvorearlas con azúcar o canela y decorarlas con unas hojas de menta.

Una buena fórmula para conocer la temperatura de la leche, es introducir un dedo de la mano en la jarra y, si no te quemas, puedes continuar con la receta.

Castillo de la Mota

Castillo de la Mota del monte Urgull

El monta Urgull y el Castillo de la Mota conforman un lugar de visita obligatoria para turistas.

Este Castillo se encuentra en lo alto del monte Urgull, un macizo muy rocoso ubicado al norte de la ciudad y que cuenta con una altura de 120 metros sobre el nivel del mar. Dicho monte está formado por diversas construcciones de carácter militar que han logrado sobrevivir a diferentes embates de tipo bélico.

Su antigüedad se remonta ni más ni menos que al siglo XII, cuando Sancho el Mayor de Navarra mandó construir una atalaya de defensa y levantó alrededor del pueblo la primitiva muralla. San el Fuerte de Navarra lo reconstruyó y fortificó. Más tarde, Alfonso VIII de Castilla realizó diferentes mejoras. Con el paso de los años, sucesivos monarcas impulsaron otras modificaciones con el objetivo de dotarle de una mayor funcionalidad militar.

Hoy en día, el castillo acoge una exposición dedicada a la historia de la ciudad en la que se combinan piezas originales con una serie de reconstrucciones, grabados, fotografías históricas y soportes multimedia que aportan los datos necesarios para comprender la historia de la ciudad.

Entre estas piezas de diferente tipo, destaca una interesante colección de los cañones que se muestran en el interior de la exposición y en patio del Castillo, e incluso en algunas zonas del monte Urgull.

cañon

El Castillo de la Mota del monte Urgull ha sido declarado Monumento Cultural Calificado en diferentes registros, concretamente Monumento arquitectónico-artístico en 1924, Monumento provincial de interés histórico-artístico en 1964 y Monumento Nacional en 1984.

Se trata de uno de los grandes atractivos de la ciudad, por ello te recomiendo que lo visites cuando vengas a vernos a San Sebastián ¡no te arrepentirás!

Fiestas de San Prudencio en Vitoria-Gasteiz

Fiestas de San Prudencio en Vitoria-Gasteiz

San Prudencio es el patrón del Territorio Histórico de Álava y las fiestas en su honor arrancan el día 27 de abril y lo hacen con la interpretación de las retretas de las tamborradas en la Plaza de la Provincia en Vitoria. La tamborrada nace cuando los soldados de Napoleón transformaron Vitoria en un cuartel y reforzaron su muralla que se cerraba todas las noches a cal y canto. Los mismo ocurría cuando fue construido el recinto fortificado en el siglo XI hasta el XIX cuando se derrumbaron las puertas y las torres que daban paso a las calles gremiales.

Fuera en tiempos del dominio francés, el investigador Joaquín Jiménez sostiene que era lógico que los días de fiesta los pregoneros encargados de avisar del cierre de las murallas, repitieran en aviso varias veces ya que la gente no quería volver a casa. Por ello, muchos se harían los sordos para seguir con la fiesta en la plaza de la Virgen Blanca.

Plaza de la Virgen Blanca

En cuanto a la presencia de atabaleros y trompeteros, son las cortes, primero y las ciudades después las que incorporan estos músicos para abrir y cerrar actos ya desde el siglo XVI. Pero según la documentación, los de Vitoria en 1879 eran clarineros, o sea tocaban los clarines.

En la Tamborrada se dan cita los cocineros y representantes de las sociedades gastronómicas de Álava; van vestidos con amplios delantales y sombreros mientras recorren las calles al son del txistu y el tambor. Lo más típico en estos días es comer revuelto de perretxikos y caracoles.

El día 28 de abril, día de San Prudencio, tiene lugar una romería popular a la basíclica de Armentia para venerar las reliquias del Santo. Una vez terminada la celebración religiosa, en las campas que rodean la basílica, se desarrollan concursos gastronómicos, deporte rural y otras actividades.