receta alavesa

Receta alavesa: chuletón de buey a la parrilla con guarnición

Vamos a elaborar una típica receta alavesa para dos personas siguiendo estos sencillos pasos.

Ingredientes

  • Una chuleta de lomo alto de buey curada a la cinta de diez a veinte días en cámara frigorífica.
  • Sal gorda marina.

Patatas

  • Un kilo de patatas.
  • Medio litro de aceite de oliva.
  • Perejil picado.
  • Sal.

Pimientos rojos

  • Doce pimientos del piquillo previamente asados.
  • Cuatro dientes de ajo con su piel.
  • Un decilitro de aceite de oliva.
  • Seis cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • Sal de Maldón.

Guindillas

  • Cien gramos de guindillas.
  • Un decilitro de aceite de oliva.
  • Sal.

Elaboración

Chuleta

Sácala de la cámara frigorífica cuatro horas antes de su preparación, manteniendo la último hora en sitio caliente. Coloca una parrilla inclinada a unos diez centímetros de la brasa. Cuando esté caliente, coloca la chuleta cubriéndola de sal gorda por la parte de la carne que está hacia arriba. El fuego debe ser vivo, cuando la parte de abajo quede churruscada, se le da la vuelta, teniendo en total la carne haciéndose a la brasa un total de entre 15 y 18 minutos. Retira los granos de sal sobrantes y colócala en una fuente caliente antes de trocearla.

Patatas

Pon el aceite en una sartén grande y cuando esté caliente, añade las patatas previamente troceadas en porciones gruesas y fríe a fuego vivo hasta que se forme costra. Baja la intensidad del fuego y sigue haciendo hasta que las patatas se queden blandas. Una vez listas, escúrrelas y sazónalas.

Pimientos rojos

Pon en una cazuela los dientes de ajos con el aceite y fríe a fuego lento unos instantes. Agrega cuidadosamente los pimientos de forma que queden bien esparcidos y no montados unos sobre los otros. Haz a fuego lento unos siete minutos. Da la vuelta y repite la operación anterior hasta que estén blandos. Entonces escúrrelos y sazónalos.

Guindillas

Pon el aceite a calentar en una sartén honda y cuando esté caliente, echa als guindillas y fríelas a fuego medio de cuatro a cinco minutos sin que lleguen a oscurecerse. Escurre y sazona.

Olentzero: protagonista de la navidad vasca

Olentzero: protagonista de la navidad vasca

Olentzero, Olentzaro u Olantzaro es un personaje navarro de la tradición navideña vasca. Se trata de un carbonero mitológico que trae los regalos el día de Navidad en los hogares del área geográfica y cultural denominada Euskal Herria, conformada por el País Vasco y Navarra y el País Vasco francés.

Se representa como un hombre grueso, desharrapado, manchado de carbón debido a su oficio. Su característica más particular es que vive aislado de la sociedad dedicado a hacer carbón vegetal en el bosque gustándole comer y beber bien y cada invierno baja de las montañas a los pueblos. La primera referencia histórica es con los Fueros Navarros.

Su origen es previo a la cristianización de Navarra. hay constancia de la existencia en el territorio vasco de la conmemoración del solsticio de invierno y el renacimiento de la naturaleza y del sol. Su aspecto representa la destrucción de toda relación con el tiempo viejo y el recibimiento de un nuevo tiempo. El paso de un tiempo que ya muere a uno renovado y lleno de vida.

Esta hipótesis va de la mano con costumbres locales similares. En Álava, Navarra, La Rioja y La Bureba el día previo a Nochevieja viene un hombre que tiene tantos ojos como días del año, y el día de Nochevieja tantas narices como días del año. En Larráun denominan a Olentzaro “el hombre de los 366 ojos”.

El cristianismo adaptó las costumbres locales anteriores a sus nuevas creencias. El personaje Olentzero se habría convertido en el anunciador de la noticia del nacimiento de Jesús. Se dota al personaje de un significado cristiano y hogareño acorde con las enseñanzas de la iglesia católica. La comparación con el nórdico Papá Noel, en particular en el País Vasco Francés, fue absolutamente inevitable.

Historia del museo Guggenheim de Bilbao

Historia del Museo Guggenheim de Bilbao

El Museo Guggenheim de Bilbao, es uno de los más populares de España. Los trámites para poner en marcha la creación de este museo, comenzaron a principios del año 1991, cuando diferentes responsables de las Administraciones Vascas se pusieron en contacto con la Solomon R. Guggenheim Foundation para proponerle su participación en parte de su plan de revitalización de Bilbao y de País Vasco en general.

La propuesta fue acogida con muchas ganas, puesto que ya había sido aprobado un programa de desarrollo de la Fundación a largo plazo basado en una estructura con emplazamientos en todo el mundo, para crear un grupo coordinado de instituciones culturales. Después de meses de negociaciones, a finales de este mismo año, el gobierno Vasco, la Diputación Foral de Bizkaia y la Solomon R. Guggenheim Foundation firmaban en el Palacio de la Diputación de Bizkaia, el acuerdo de Servicios de Desarrollo y Programación para el museo.

Una vez elegido el lugar adecuado, en julio de 1992 el Gobierno Vasco y la Diputación Foral de Bizkaia, constituyeron el Consorcio del proyecto Guggenheim de Bilbao, cuya finalidad sería supervisar la planificación y construcción del museo, nombrando a Juan Ignacio Vidarte, Director Gerente de dicha entidad.

En octubre de 1994 comenzó a levantarse la estructura del museo y anrtes de finalizar el año, se firmó el Acuerdo de gestión entre la Solomon R. Guggenheim Foundation y las Administraciones Vascas, en virtud de la cual se establecen los términos de su colaboración en relación al museo.

Tras la finalización de la construcción del edificio y su dotación de estructura técnica, el 3 de octubre se inicia una quincena de actos inaugurales que culmina el 19 de octubre con la apertura del Museo al público. Transcurrido menos de un año, más de 1.300.000 personas han visitado ya el Museo.

Aurresku de honor: danza vasca a modo de reverencia

Aurresku de honor: danza vasca a modo de reverencia

El aurresku de honor es una danza vasca que se baila a modo de reverencia. Es interpretada por un chistulari, un músico que toca el chistu y tamboril, y un dantzari, un bailarín. Se trata de un baile muy popular en bodas, homenajes y actos públicos tanto en España como en Francia.

En Guipúzcoa y Vizcaya es un baile solemne y elegante. Los bailaba el pueblo en las grandes fiestas y también los diputados. En estos casos, era costumbre sacar como pareja del aurreskulari a la mujer o hija del alcalde. Ésta observaba el baile ya que las mujeres no lo bailaban sino que son bailadas. Una fila de ocho, diez o más personas entran en la plaza, unidas por las manos, saliendo como norma general del Ayuntamiento.

Como hemos mencionado anteriormente, se trata de una danza que se compone únicamente de hombre, de los cuales el primero y el último tienen en la mano sus boinas o sombreros. Se trata de los dos personajes más importantes de la danza. Se da una solemne vuelta por la plaza hasta llegar al Ayuntamiento. Una vez aquí, el aurreskulari baila sus primeros movimientos coreográficos. Cuatro o dos de los de la cuerda, salen y traen a pareja del aurreskulari. Una vez en la plaza, éste se adelante y baila anye ella uno de los tiempos de la danza.

Sucesivamente, se traen las parejas para los demás que forman la cuerda o fila quedando separadas de los hombres por unos pañuelos. Es en este momento, cuando se baila el llamado desafío, en el que aurresku y el atzesku bailan otro de los tiempos, con su música, original y movida y en el que ambos ejecutan y lucen sus agilidades.

Descubre la belleza de la Parte Vieja de San Sebastián

Descubre la belleza de la Parte Vieja de San Sebastián

La Parte Vieja de San Sebastián, está situada justo detrás del Ayuntamiento de la capital, entre el puerto de la ciudad y el río Urumea. La parte trasera está flanqueada por el monte Urgull. Esta zona de San Sebastián, estuvo amurallada durante muchos años. hace poco, durante la construcción del parking subterráneo del Boulevard, salieron a relucir fragmentos de esta antigua muralla ya olvidada. Por ello, hubo que adaptar la construcción del parking para no modificar estos restos de la muralla, de manera que en la actualidad es posible verlos dentro de dicho aparcamiento.

En esta zona también podemos encontrar dos de las tres iglesias más importantes de San Sebastián: la igleasia de Santa María y la iglesia de San Vicente. Además, el casco antiguo destaca también por los populares pintxos de sus bares. No es raro ver cada vez más extranjeros que acuden a los bares de la zona revistas y artículos en mano que les indican qué pintxos deben pedir en cada uno de los bares. Su exquisita cocina hace que muchos bares aparezcan en revistas culinarias muy reconocidas dando consejos sobre qué bares visitar y qué pintxos probar.

Una vez hayas llenado la tripa, puedes ir a la Plaza de la Constitución o la Consti, cómo la conoce allí todo el mundo. Antiguamente era una plaza de toros, por ello aún se conservan los números que hay encima de cada una de las ventanas de las viviendas, evidentemente eran los números que representaban los palcos de la plaza. Por último, puedes pasar por el museo de San Telmo, un antiguo convento dominico que data del siglo CVI, actualmente remodelado y que merece la pena ver.

Espero que disfrutes de este pedacito de historia.

la pelota vasca

La pelota vasca, la piel contra la piedra

La pelota vasca es el deporte por excelencia de País Vasco. Se practica de manera tradicional, habiendo sabido guardar la aportación de otras civilizaciones. El mayor mérito de los vascos, ha consistido en adecuar el juego a sus propias características, aportando diferentes modificaciones, creando nuevas modalidades, instalaciones y materiales para este peculiar deporte.

Los primeros documentos conocidos que hacen refrencia a este juego, son algunos textos franceses del siglo XIII que mencionan dos variantes de este deporte: courte paume o palma corta, practicado por la nobleza y el clero; y longue paume o palma larga, practicado por la población en espacios abiertos.

Como norma general, requiere la participación de dos jugadores o dos equipos que, en líneas generales, golpean por turnos una pelota contra un muro denominado “frontis”, hasta que logran un tanto. La cancha en la que se practica se llama “frontón”, existiendo una variante denominada “trinquete”, una cancha cerrada con un tejadillo lateral.

La Federación Internacional de Pelota Vasca distingue entre cuatro modalidades con catorce especialidades oficiales. En dos de ellas, participan las mujeres. Se considera modalidad el tipo de cancha donde se juega, y especialidad lo que se practica en ella. Las oficiales son:

  • Trinquete: se juega a paleta con pelota de goma, a paleta con pelota de cuero, a mano y a xare.
  • Frontón de 36 metros: se juega a pala corta, paleta con pelota de cuero y mano y paleta goma maciza.
  • Frontón de 30 metros: se juega a frontenis y paleta con pelota de goma.
  • Frontón de 54 metros: se juega a cesta punta.

Hay que añadir que además de estas modalidades y especialidades reconocidas, existen otras que se practican de manera local.

Descubre el origen del Euskera

Descubre el origen del Euskera

Existen diversas hipótesis sobre el origen del euskera aunque la mayoría carecen de fundamentos realmente sólidos. La única probada es  la que lo relaciona con el antiguo aquitano, euskera arcaico o vasquitano del que se conservan tan sólo 400 inscripciones fúnebres dispersas por Aquitania, Aragón, La Rioja, Navarra y País Vasco. Por ello, el único parentesco demostrado es el del euskera con el antiguo idioma aquitano, ya desde los trabajos de Luchaire en 1877. Existen tres teorías sobre el parentesco:

  • Vasco – iberismo: Durante el siglo XX, se denfendió la consideración del euskera como un idioma emparentado con las lengua íberas prerromanas de la Península Ibérica. Wilhelm von Humboldt, fue el defensor más popular de esta hipótesis. Afirmaba que el idioma íbero era el antecesor del euskera, una tesis que también fue apoyada por Miguel de Unamuno. Otros opinaban que ambas lenguas pertenecían al mismo grupo lingüístico, pero que el íbero no sería el antecesor del euskera.
  • Lenguas caucásicas: A finales del siglo XX, surgió una nueva hipótesis que decía que el euskera era el único superviviente de una familia de lenguas de Europa, barrida con la llegada de los invasores indoeuropeos a partir del siglo XIII antes de Cristo, cuyo parentesco sería caucásico. Las semejanzas entre el euskera y la lengua georgiana apuntalaban esta teoría. Esta idea llegó a recibir respaldo político incluso.
  • Bereber: En las últimas décadas ganó terreno la teoría que emparenta al euskera con las lenguas bereberes del noroeste de África sobre la base de las conclusiones aplicadas por el método léxico-estadístico, buscando semejanzas entre palabras vascas y bereberes, que demostraban el parecido entre el bereber y euskera. A pesar de ello, presentaban claras diferencias en aspectos como la sintaxis y la gramática.
Receta del bacalao a la vizcaína

Receta de bacalao a la vizcaína

Si te gusta el pescado, te gusta la cocina y te gusta comer, espero que aprendas y disfrutes con esta sencilla receta de bacalao a la vizcaína. ¡Te chuparás los dedos!

Ingredientes

  • Ocho trozos de bacalao
  • Aceite de oliva
  • Tres cdas de salsa de tomate
  • Sal
  • Una cabeza de ajos
  • Un kilo de cebollas rojas
  • Una guindilla
  • Un tarro de Piparra Zubia de 125 gramos

Elaboración

Una vez tengamos todos los ingredientes dispuestos, podemos comenzar a cocinar el plato, te darás cuenta de que se trata de una receta muy sencilla, rápida y sabrosa. Vamos a empezar.

  • Desala el bacalao durante cuarenta horas aproximadamente, cambiando el agua tres veces. Este paso te lo puedes ahorrar, si lo compras desalado.
  • Pica muy fina la cebolla, póchala a fuego muy lento con media cabeza de ajos durante tres cuartos de hora. No olvides remover de manera constante para que no se agarren.
  • Cuando la cebolla esté lista, añade la Piparra Zubia y tres cucharadas de salsa de tomate.
  • Remueve con ganas y deja que hierva durante diez minutos más. Si ves que se seca, puedes añadir un poco de agua o de caldo de pescado para remojarlo un poco.
  • Mientras tanto, pon el bacalao en una tartera con aceite caliente, la otra media cabeza de ajos y unos trozos de guindilla, en función de si te gusta o no el picante, déjalo al fuego durante seis minutos aproximadamente. Evita que llegue a hervir, para que el bacalao se cueza en lugar de freírse.
  • Coloca el bacalao en una fuente bien presentado, a continuación pasa la salsa por un chino y rocía con ella las tajadas de bacalao.

¡Disfrut de tu plato de bacalao a la vizcaína